JCB, fabricante británico de maquinaria de construcción, recibió una autorización especial para probar y utilizar en carretera su retrocargadora propulsada por hidrógeno. Se trata de la primera de su clase y ofrece una solución pionera para ayudar a reducir las emisiones en las obras de construcción, ya que el 25% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero del Reino Unido proceden del sector.

Jesse Norman, ministro de Tecnología y Descarbonización, afirmó que la inversión de JCB en equipos más ecológicos es un ejemplo de cómo el sector de la construcción puede utilizar combustibles alternativos para generar un crecimiento económico sostenible. «El prototipo de retrocargadora de hidrógeno de JCB es un primer paso importante en los esfuerzos de la industria por descarbonizarse en lo que es un sector ‘difícil de descarbonizar’», dijo Norman.

 

Por su parte, Lord Bamford, presidente de JCB, señaló: «Esta primera excavadora del mundo tiene un motor de combustión interna diseñado específicamente que utiliza gas hidrógeno como fuente de energía»

 

«Se trata de un auténtico avance: un combustible sin emisiones de CO2 que proporciona la energía necesaria para accionar los pistones de un motor de combustión interna, una tecnología que existe desde hace más de 100 años y con la que todos estamos familiarizados», agregó Bamford.

Mas noticias