La tecnología E-POWER de Nissan se compone por una batería de ion de litio liviana y compacta y por dos motores: uno eléctrico, conectado a las ruedas y que es alimentado por la batería para impulsar el vehículo y otro a gasolina, cuya única función es generar la energía eléctrica para ser almacenada en la batería. Un inversor compacto y liviano gestiona la energía eléctrica entre ambas partes.

Es así que, la batería del sistema e-POWER se carga automáticamente, sin necesidad de un cargador externo, gracias al motor a gasolina, que actúa como generador.

La energía provista por las baterías brinda una experiencia de manejo silenciosa, similar a la de los vehículos eléctricos. Para una rápida aceleración, la energía es suministrada por la batería y trasladada hacia el motor eléctrico. Cuando el vehículo desacelera, el freno regenerativo captura y almacena la energía en la batería, lo cual aumenta la eficiencia del combustible.

El tiempo de generación de energía se controla en función de la velocidad del vehículo, el grado de aceleración y el nivel de carga de la batería. A velocidades bajas y medias, como en áreas urbanas, el motor funciona mayoritariamente con la energía provista por la batería.

Mientras que al soltar el acelerador, el freno regenerativo se activa y la batería se carga con la electricidad que se genera en la desaceleración.
Cuando se requiere una aceleración rápida o instantánea, o más potencia, la energía puede ser provista al motor eléctrico por la batería y por el motor a gasolina, lo cual impulsa poderosamente el vehículo.

Mas noticias